Todos hemos escuchado alguna vez la típica frase «hazle caso a tu mamá» sin darle tanta importancia, solo para descubrir que al final aquello que nos habían dicho fue exactamente lo que sucedió, porque mamá siempre tiene la razón y no nos queda más que admitirlo.

La mayoría de nosotros cuando somos jóvenes no entendemos cuando escuchamos los típicos consejos de mamá, no es hasta que nos toca estar en sus zapatos o vivir las consecuencias de aquello que nos advirtieron que realmente les damos la razón.

Ya sea por la experiencia de vida, por el instinto que les da la maternidad o por un poder divino que somos capaces de entender, las madres tienen una capacidad de percepción increíble.

1. Esa persona no me agrada

Algo que una madre es capaz de predecir tan solo con ver a una persona es la maldad en su corazón. Ellas son las únicas capaces de ver más allá de lo que nosotros podemos, incluso cuando en apariencia alguien es amable y con buenas intenciones.

2. Es mejor que no salgas

Aunque los presentimientos son algo que no podemos entender, la vida nos ha hecho comprobar que son verdaderos. Una madre es capaz de saber cuando algo malo está apunto de ocurrir, aún cuando no existe evidencia que lo compruebe.

3. No hay mal que por bien no venga

Algo que todos sabemos es que a las mamás les encanta hablar con refranes, pues siempre tienen uno para cada ocasión. Ellas recurren a lo que sea necesario a la hora de darnos consuelo, pues siempre saben qué decir para hacernos ver el lado bueno de lo que nos sucede y poner en perspectiva todo.

4. Tú decides ser feliz

La mayoría de las personas no entendemos esta frase cuando nos la dicen por primera vez, pero como en todo, mamá siempre tiene la razón. Una madre no se equivoca al decir que la felicidad está en las manos de cada quién, ya que ésta no se compra ni se vende, tampoco se obtiene por medios externos, la felicidad es la decisión que tomas de ver la vida con gratitud y dar lo mejor de ti a pesar de todo.

5. Ten cuidado, te vas a caer

Todo hijo puede comprobar que cuando una madre dice «te vas a caer» es porque ocurrirá, aún cuando estemos seguros que eso no va a ocurrir. Es como si pudieran ver el futuro y adivinar lo que pasará sin que nos demos cuenta.

Si te gusta nuestro contenido compártelo